23 marzo 2010

Ajedrez Femenino: Entrevista a la ex-campeona nacional Silvia Lamas



Por Fernando Aramburu



Entrevista a Silvia Lamas, campeona nacional de ajedrez en 1982 y 1983.
Nació el 9 de abril de 1965, en Minas, Lavalleja
Profesión: Maestra y Psicomotricista


-Qué te llevó a aprender a jugar al ajedrez?
Silvia: En casa mamá (Nilda Villar) y papá (Pedro Lamas) jugaban; yo como a los 5 años ya sabía mover las piezas. Pero quería aprender más para... ganarle a César (Castro) que me hacía el Mate Pastor cada vez que jugábamos.

-Seguís jugando o dejaste? ¿Volverías?
Silvia:  Dejé por completo. Por ahora no...

-Jugaste en el exterior?
Silvia: No. En mi lugar mi hermana Marta (nacida en 1966) que era vicecampeona fue al sudamericano de San Pablo. Ese año fue la única vez que le ganamos a Isabel de los Santos, quien durante muchos años había sido campeona nacional. Le teníamos miedo.

-Hablemos de tu juego. Tenías paciencia?
Silvia: Sí, mucha.

-Tu apertura favorita:
Silvia: Ah! con negras, la Defensa Siciliana, con una variante que había buscado papá.

-Qué no te gustaba que te jugaran?
Silvia: Peón Dama me costaba bastante.

-Estudiabas mucho? Te gustaba?
Silvia: Sí, papá ponía los horarios, el plan, todo. Yo estudiaba hasta cinco horas diarias, antes de ir a la escuela (de 8 a 11) y después, al volver de tarde, seguíamos. Él era muy exigente. En cierto momento el estudio parecía demasiado y mamá paró un poco la cosa. Después de los 15 empecé a disfrutar mucho del ajedrez. Al principio mucho era la parte social, ganar y que tenía que dejar bien a papá.

-Tenías buena memoria para el ajedrez?
Silvia:  Sí, recordaba posiciones, partidas...

-Eras buena combinando?
Silvia: Me gustaba combinar, pero sobre seguro.

-Te gustaba el ajedrez ping-pong?
Silvia: Me encantaba! Pero papá no me dejaba.

-Un torneo que recuerdes?
Silvia: El de CX18 Radio Sport, cuando también jugó tu hijo. Yo salí tercera.

-Diste clases de ajedrez? Volverías a enseñar?
Silvia: Sí, en la escuela, cuando me recibí de maestra. Por ahora no volvería a enseñar.
Yo estudié de maestra porque pensaba que la educación podía cambiar la situación, pero luego entendí que no. Entonces estudié de psicomotricista y trabajo con mujeres embarazadas y niños de hasta 2 años. Entonces el ajedrez quedó de lado. Y ahora tengo mucho trabajo y es un trabajo que disfruto.
 
-Te parece que el ajedrez femenino tiene razón de existir?
Silvia: Mmmm... creo que son mejores los torneos mixtos. Mujeres solas no alcanza para fortalecerse.

-Me hablaste de lo buena que era Isabel; de las jugadoras de hoy, alguna te impresiona?
Silvia:  Camila Colombo; y pienso que es mejor que yo cuando yo era campeona.

-Conociste a Nancy Birriel?
Silvia: Si, claro, también era muy fuerte. No sé si sigue jugando.

-Ahora en el ajedrez hay más gurisas que antes?
Silvia: Sí. Hay más.

-Por qué creés que, pese a que “ahora son más”, las mujeres siguen siendo el uno por ciento de los hombres?
Silvia: Hay muchos factores... Por parte de los padres (salvo que el padre juegue) a las niñas no se las incentiva a que jueguen ajedrez, como que es un juego de varones. Cuando yo iba al liceo mis compañeras me decían “¡Que feo!, un juego sólo de varones... no tenés ni con quién hablar!” Cuando enseñás ajedrez en la escuela podés ver niñas entusiasmadas y que lo hacen muy bien, a la par de los chiquilines. Luego, cuando crecen, vienen los cambios hormonales –muy fuertes- y surgen otros intereses. Muy pocas pasan esa etapa como ajedrecistas. Y las que siguen, cuando se ennovian, casan y tienen hijos, las relaciones familiares, la actividad del hogar, la casa las absorbe. Yo llego del trabajo (tengo dos trabajos) y lo que quiero es ¡dencansar! Aunque ahora muchos maridos colaboran, todavía no es de igual a igual. Yo les pregunto a los varones que vienen a jugar aquí “Y... ¿cuando regresás a casa, quién cocinó?” Todos dicen “Mi mujer!”. Y eso al revés no pasa. Quién se queda cocinando para que la esposa vaya sola a un club de ajedrez y venga a medianoche? El caso de Isabel de los Santos era una excepción porque el esposo la apoyaba mucho. Por otra parte, también es cierto que muchas mujeres se autominimizan, piensan que no van a poder competir en un mundo masculino. Es un gran tema cultural.

-Siendo el ajedrez tan bueno para desarrollar hábitos mentales de razonamiento, toma de decisiones, autocontrol, etc. y siendo tan poco practicado en nuestras latitudes, ¿que se ocurre se podría hacer para que mucha más gente tuviese acceso a conocerlo? ¿un plan en ese sentido puede pasar por hacer que muchas mujeres jueguen y así sus hijos pequeños tengan la posibilidad de aprenderlo antes de ir a la escuela?
Silvia: Lo que pasa es que la sociedad ya determina que la mujer está para otra cosa. Ves la televisión y ahí enseñan claramente que la mujer no está para pensar, está para pintarse, cocinar y ¡matar insectos! ¡No ves un varón limpiando los vidrios! Mientras no cambie la situación... Tendría que haber un proyecto a nivel nacional, desde la escuela, a largo plazo... Una vez algo se intentó, pero no funcionó. De todas maneras para mí va más alla... debería cambiar mucha cosa.

-Qué opinás del “caso” Polgar?
Silvia: Creo que entrenar así desde tan chicas y durante tantos años hace perder muchas cosas de la vida. Es muy sacrificado. No todo puede reducirse al ajedrez.

-Algo más que te gustaría agregar?
Silvia: Que a César... ¡nunca le pude ganar!

La Partida

Sirlin,Marcelo - Lamas Villar,Silvia [B32]
Juvenil (URU), 1982
[MF Jose Riverol]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 e5 5.Cb5 a6 6.Cd6+ Axd6 7.Dxd6 Df6 8.Da3 Dg6 9.f3 Cd4 10.Dd3 d5! Las negras toman la iniciativa en el centro el tablero y aceleran el desarrollo gracias a este avance. 11.c3 dxe4 12.fxe4 Cc6 13.Ae3 Cf6 14.Cd2 0-0 15.0-0-0 Td8 [ 15...Ag4] 16.Dc2 Ae6 17.Rb1 Tac8! 





El ala dama de las blancas caen bajo fuego! 18.Tc1?! Cb4! 19.Da4 Cxe4! 20.Dxb4 [ 20.Ra1 Cxa2 21.Dxe4 Cxc1] 20...Cxd2+ [ También era posible 20...Cxc3+ 21.Ra1 Cd5 ( 21...Cxa2) ] 21.Ra1 Cxf1 22.Tcxf1 Dxg2 23.Tfg1 Dd5 24.Da4 Tc4 25.Db3 Dc6 26.Td1 Txd1+ [ 26...Tcd4! 27.Dc2 Dd5] 27.Txd1 f6 28.Td8+ Rf7 29.Dd1 Ta4! 30.a3 Th4 31.Td6 Dc4 0-1




2 comentarios:

Marcelo Sirlin dijo...

Puaaaaaajjj!!! la única partida que jugué con una mujer y la perdí. Es increible lo mal que podía jugar en esa época...sólo espero haber mejorado en algo mi juego. He perdido otras partidas con mujeres despues de eso, aunque no en ajedrez!!! jejejeje
Saludos a vos José y a Silvia Lamas
M.Sirlin

nau64 chess club dijo...

Saludos Marcelo, gracias por tu comentario!
Jose